La revolucionaria primavera del Siglo XXI en los Estados Unidos

“Quienes hacen imposible la revolución pacífica

                         Harán inevitable la revolución violenta”-  John F. Kennedy

 

Elizabeth Mora-Mass en Washington, D.C. y Long Island, Nueva York

Miguel Álvaro Sarmiento en Miami, Florida

“Esta es la nueva revolución que está llegando a los Estados Unidos. Después de ver esta marcha, puedo afirmar que estoy viviendo la primera gran revolución del Siglo XXI”, aseveró Maggie Smith, una veterana activista de Long Island que viajó a Washington para participar en la Marcha por Nuestras Vidas. “Creo que puedo morir hoy con la certeza que estos jóvenes van a luchar contra las armas con la misma pasión y el mismo entusiasmo con los que mi generación lo hiciera por los derechos humanos y contra la Guerra en Vietnam en los 60s”, recalcó con la voz entrecortada esta juvenil septuagenaria.

La Marcha, enmarca el trabajo de un puñado de jóvenes del colegio Marjorie Stoneman Douglas (MSD por sus siglas en inglés), que empeñaron su palabra para rendirle tributo a los 17 compañeros que perdieron la vida en la que fuera la octava balacera en una escuela en lo que va corrido del 2018 en los Estados Unidos.

 

 

Poco antes de salir a dar su breve discurso como primer orador, Cameron Kasky, estudiante convertido en activista, le dijo a los reporteros: “La Marcha surge debido al gran número de amenazas y tiroteos sucedidos en los 50 estados de la Unión. Eso fue lo que nos impulsó para que llamáramos a tomar acción el mismo Día de san Valentín”- día en el que sucedió la masacre en su propia escuela.

Ya en la tarima, ante un mar de unos 800.000 jóvenes de todas las edades que desbordaban la Avenida Pensilvania de la capital de los Estados Unidos a pocas cuadras del Capitolio Nacional y de la Casa Blanca, Cameron Kasky dijo:

“Buenas tardes… A los líderes, los escépticos y los cínicos que nos dijeron que nos sentáramos y nos calláramos; esperen su turno… ¡Bienvenidos a la revolución!”, aseveró Kasky su voz casi ahogada entre la estruendosa recepción de la multitud y continuó diciendo, “porque (la revolución) es una DePor y Para la juventud de este país. Mi nombre es Cameron Kasky… La gente me ha preguntado, ¿Crees que algún cambio resultará de todo esto?... ¡Miren a su alrededor! ¡Nosotros somos el cambio!”, puntualizó el joven estudiante.

Video de Cameron Kasky aquí: https://cs.pn/2pNSf49

      

Kasky es uno de los estudiantes de la escuela Marjorie Stoneman Douglas, en Parkland, estado de La Florida y uno de los líderes de la Marcha. El joven activista continuó:

"Mi generación ha pasado toda la vida viendo masacres tras masacres, y eso debe acabarse ahora”, indicó Kasky. “Por medio de ésta, prometemos arreglar el quebrantado sistema que nos fuerzan y crear un mundo mejor para las generaciones venideras. No se preocupen, nosotros nos encargamos”, puntualizó Kasky.    

Los jóvenes escogieron el punto no sólo por su sentido histórico, sino para hacerle un llamado a todos los políticos en el Congreso y a la Casa Blanca. “Nosotros todavía no votamos, pero ya muchos están llegando a los 18 años y otros lo harán pronto. Para el 2020, por lo menos la mitad de nosotros podremos no sólo votar sino ser elegidos”, advirtió David Hogg, otro de los jóvenes de esta nueva primavera de líderes.

En el evento hubo presentaciones de artistas como Ariana Grande, Common, Miley Cyrus, Jennifer Hudson, Vic Mensa, lo mismo que de actores de Broadway como Lin-Manuel Miranda y Ben Platt.

 

 

Un viaje de regreso al futuro

Por su parte, con los ojos enlagrimados, Maggie Smith recordaba las marchas en las que ella participó por los derechos humanos, contra la Guerra de Vietnam y por los derechos de las comunidades de homosexuales y de lesbianas, cuando ella era joven.

“Este momento, es tan histórico como los que viví yo. Los cambios los logran los jóvenes, no los viejos. Los viejos blancos del sur siempre han estado en contra de todo lo que es cambio, de todo los que son derechos humanos. Por eso tienen al Partido Republicano en sus manos y con los republicanos al país”, afirmó Smith.

Mientras tanto, la galaxia de las nuevas estrellas seguía electrizando al mar de juventud que les rodeaba. Pues si bien hubo abuelos, padres de familia y gente mayor que quiso unirse a ellos, la mayoría de los asistentes parecían ser menores de 18 años.

La Marcha detrás de la Marcha

Si bien la Marcha por Nuestras Vidas, fue una demostración creada y organizada por el movimiento #NuncaJamás (#NeverAgain) que está compuesta por estudiantes que sobrevivieron a la masacre del 14 de febrero, (Día del Amor en los EE.UU) en el colegio de bachillerato Marjorie Stoneman Douglas; por, Todos los Pueblos por la Seguridad de Armas(Everytown for Gun Safety) un grupo que aboga por el control de las armas, asistieron a los estudiantes en la planeación y la coordinación del evento; para los comentaristas de la cadena FOX fue un evento o que fue organizado por los demócratas con el ánimo de eliminar la Segunda Enmienda.

 Sin embargo, en las calles de Washington D.C. no se sentía eso. Lo que había era docenas de miles de adolescentes que elevaban su voz con fervor, con esa pasión, con esa fuerza, con las que salen las frases que vienen del corazón.

“¡No más!”, exclamaba gritaba David Hogg desde la tarima, mientras que la enardecida tropa le hacía eco a sus palabras, levantaban los brazos y repetían,

“¡No más!”, “¡No más!”.

“Podrán cortar todas las flores,

pero no podrán detener la primavera”—Pablo Neruda

 

 

Mientras David Hogg animaba al público, detrás de la cortina Delaney Tarr, otra de las lideresas le explicaba a los periodistas cuál es el fin de las demostraciones. “Esto es mucho más que una marcha, esto es más que un día, un rato, y algo que está pasando. Este es un movimiento relevante y persistente que tiene la pasión de su gente. No podemos rendirnos ahora, si lo hacemos la NRA (Asociación Nacional del Rifle) y su gente se van a ir contra nosotros, nos van a acabar y vamos a perder todo lo que hemos ganado”, señaló Tarr.

“Aprendí a esquivar balas antes de aprender a leer”

En la tarima, otra estrella naciente, Edna Chávez, de 17 años, estudiante de bachillerato en los Ángeles, California, fue una de las oradoras que más conmovió a la oleada que la escuchaba. Mientras trataba de contener el llanto, Edna, escuchaba a la muchedumbre entonar el nombre de su hermano, Ricardo, quien muriera acribilladlo frente a ella.

 “Hola. Buenas tardes. Mi nombre es Edna Lizbeth Chávez… “, dijo Edna en español para continuar luego en inglés, “¡Soy una joven lideresa! ¡Soy una sobreviviente! Toda mi vida he vivido en el Sur de Los Ángeles, y he perdido a muchos de mis seres queridos a la violencia de las armas… Esto es lo normal. Tan normal es que ¡Yo, aprendí a esquivar balas antes de aprender a leer!”, subrayó Edna. “¡Mi hermano, era un estudiante de bachillerato cuando murió…!“, prosiguió la joven mientras trataba de controlar el llanto, “Era un día como cualquier otro día. El sol se ponía en el Sur de los Ángeles. Escuchas ruidos, piensas que es pólvora. No era pólvora. Ves cómo el color del melanoma en la piel de tu hermano se torna gris. Ricardo, se llamaba. ¿Pueden repetir su nombre conmigo?

 

 

El Sueño de MLK es el Sueño de Long Island

Mientras Yolanda Renee King, de 11 años, estudiante de 4to de primaria, nieta de los fallecidos líderes de los derechos civiles y los derechos humanos, Coretta Scott King y Martin Luther King Junior, autor del famoso discurso titulado ‘Tengo un sueño’, que diera en 1963 hace ya 55 años. Yolanda, demostró que la vena y el carisma de su abuelo vive y late en ella. La menor, puso al público de todas las edades en un viaje de regreso al futuro.

“El sueño de mi abuelo era que a sus cuatro hijos no los juzgaran por el color de su piel, sino por el contenido de carácter… Yo tengo un sueño y es que ¡ya basta!”, exclamó la nieta de King y al clamor de la multitud continuó diciendo, “y este debe ser un mundo libre de armas, punto redondo”.

Luego, la heredera del Premio Nobel dela Paz puso a la audiencia a repetir estas palabras: “¡Pasen la voz!.. ¿Se han enterado…? ¡En toda la nación!... ¡Vamos a ser!... ¡Una gran generación!”.

Video de Yolanda aquí: https://www.c-span.org/video/?c4721088/yolanda-nieta-de-mlk

“Es hermoso ver a nuestros hijos defendiendo su derecho a la vida”, dijo Laura Burns, de Long Island y miembro del movimiento Every Town/ Moms Demand Action – Todos los Pueblos y Madres Exigen Acción -, una organización que lucha por la protección de los niños en las escuelas.

Para otros miembros de Long Island, decían que el punto era perfecto, “por el simbolismo de la liberación de los esclavos, de los derechos humanos, en especial del histórico discurso Tengo un sueño, de Martin Luther King. La palabras del orador verdaderamente marcaron ese tan abusado antes y un después en relación con los derechos humanos”, explicó otra madre de familia.

Los sonidos del silencio

“Por eso lo escogimos este lugar”, destacó Emma González, quien fue tal vez la oradora que más conmovió tanto al público presente como a la multimillonaria audiencia que siguió su presentación por los medios de comunicación y las redes sociales. La electrizante jovencita de la escuela Marjorie Stoneman Douglas, quien abriera su cuenta en twitter dos días después de la masacre del 14 de febrero en su colegio, hoy la cantidad de sus seguidores, casi un millón y medio de seguidores, duplica a los de la NRA que cuenta con 644 mil seguidores.

La participación de Emma González, hija de exiliados cubanos, se destacó por la fuerza que su silencio le imprimió a la tragedia que vivieron los estudiantes. Emma, hizo un llamado a luchar por la vida antes que otros se hagan cargo de hacerlo a nuestro nombre.

Video de Emma González aquí: https://www.c-span.org/video/?c4721108/fight-lives

Los jóvenes de la MSD dijeron que lograron realizar toda esta organización en tan poco tiempo gracias a las redes sociales. Contaron como entre días organizaron grupos en los 50 estados de la nación.

Algunos de ellos, como los estudiantes de las secundarias de Long Island se vincularon con gran éxito a todos los eventos, logrando no sólo que un gran número de adolescentes viajaran a la Marcha, sino que ahora cuentan con el apoyo de políticos demócratas y republicanos para impulsar cambios a las leyes de armas. “Ese es nuestro gran objetivo”, sostuvo Kasky.

Un llamado a las armas

Y para lograr ese objetivo, el estudiante/activista Ryan Deitsch, animó a su generación a ayudar a armar a las maestras, profesores, educadores, con lápices, libros, fondos y los estudiantes a educarse y a votar.

Video de Ryan Deitsch aquí: https://www.c-span.org/video/?c4721102/ryan-deithsch  

Toda una lección de civismo

“Nosotros, los estudiantes de MSD que iniciamos la protesta nacional, estamos aprendiendo mucho de todo lo que está pasando. Los eventos del 14 de febrero fueron muy duros para nosotros. Pero nuestra escuelas necesitan algo más que palabrería barata y políticos apareciendo en televisión; por eso es que estanos haciendo estas marchas ya que ésta Marcha, así como el paro estudiantil (WalK Out) del 14 de marzo, son sólo el principio de muchas otras que vamos a hacer”, indicó Tyra Hemans, estudiante de la escuela MSD.

“Quizás lo más entrañable del nuevo movimiento es que no surgió como un mensaje político, sino como una respuesta genuina a la violencia que se vive en la nación”, anotó Kellie Corregan, de 15 años, estudiante de la escuela secundaria de North Port, en Long Island, quien se encontraba en la Marcha en compañía de su madre.

“Esta es una experiencia inolvidable. No puedo expresar lo que los millares de estos niños me han dado”, añadió Amy Connor, madre James, otro estudiante de la secundaria de North Port.

 

La Misión de los Estudiantes

Detrás de la tarima, Kasky hablaba con la prensa tras su intervención ante el público. “Cuando le exigimos a los políticos hacer algo más que decir frases fue cuando decidimos hacer esta marcha. La respuesta fue muy positiva por parte de la gente, pero mala por parte de los políticos y algunos de sus aliados. Las redes sociales nos ayudaron mucho para organizar un equipo nacional y comenzamos. Exigimos una ley que prohíba las armas de asalto. No queremos más venta libre de amuniciones de alto calibre y queremos un chequeo universal para la ventas de armas”, destacó Kasky, quien explicó cómo en menos de seis semanas lograron organizar las marchas del 14 y la del 24 en WD a loa que se unieron otras 800 más a lo largo y ancho en todo el país.

Específicamente, los estudiantes están trabajando para lograr cinco puntos:

  • Verificación total y absoluta de pasado judicial para toda compra de armas.
  • Llevar a la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF por sus siglas en inglés) al siglo XXI por medio de una base de datos digitalizada y con alta capacidad de búsqueda.
  • Obtener fondos para el Centro para el Control de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) para investigar la epidemia de violencia armada que afecta a los Estados Unidos.
  • Prohibición de munición de alta capacidad.
  • Prohibición de armas de asalto.

Igualmente, hay que señalar cómo para algunos jóvenes las marchas de protesta de este año han significado un despertar político. ”Yo no puedo votar todavía, pero creo que tú sí puedes”, invitaba la joven Cristina Ramírez, de 15 años, a Bob, un joven de 18. Para las 10:30 de la mañana Ramírez había inscrito a más de 100 jóvenes para que votaran.

Algunas, como Teva Yaari y Zoe Perles de la secundaria de North Port, son veteranas, participaron en la Marcha de la Mujeres contra la agresión sexual, en la marcha del 14 de marzo y ahora en esta. “Soy muy activa en todo estos movimientos políticos”, le dijo Peerles a los periodistas quien además fue una de las organizadoras del viaje de su escuela en bus a Washington.

Según una de sus compañeras, Peerles se está preparando para lanzarse ella misma a un cargo político.

“Aunque no nos guste la política, de alguna manera tendremos que vincularnos. La historia nos ha demostrado cómo los cambios sociales se hacen en el Congreso y no sólo con las marchas”, anotó Lin-Manuel Miranda, escritor y poeta, que ha revolucionado el mundo musical de Broadway con su obra Hamilton y quien fuera uno de los patrocinadores del evento y quien compuso una canción dedicada a los estudiantes y al evento.

Las demostraciones continuarán

Un mes después de La Marcha por Nuestras Vidas, los estudiantes saldrán de las aulas el 20 de abril, en conmemoración al 19º aniversario de la masacre en la escuela Columbine, en el estado de Colorado.

 

Fuentes:

https://marchforourlives.com/mission-statement/ Declaración de Puntos de la Marcha en video: https://www.c-span.org/video/?c4721104/clip

https://twitter.com/schoolwalkoutUS Paro Nacional Estudiantil

https://www.c-span.org/video/?c4720993/march-lives-cameron-kasky Cameron Kasky

https://www.youtube.com/watch?v=3C_sHxCuyso&feature=youtu.be Edna Chávez

https://www.c-span.org/video/?c4721088/yolanda-nieta-de-mlk Nieta de MLK

https://www.c-span.org/video/?c4721102/ryan-deithsch Ryan Deitsch Cruda Realidad

https://www.c-span.org/video/?c4721108/fight-lives Emma Gonzáles Lucha por tu vida antes que se haga trabajo de otros

https://bit.ly/2u1VDwB Lin-Manuel Miranda

Compartir

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.